Rápida puesta en el mercado

Entrega Rápida

Calidad Constante

Está en nuestro ADN

Tubería de presión del DPF

En 2016, lanzamos nuestra gama de Tuberías de Presión para DPF, que actualmente cubre más de 600 aplicaciones de vehículos. El 48% de nuestra gama de DPF ahora tiene las tuberías de presión asociadas disponibles para pedir. Creemos que  una nueva tubería de presión se debería montar con un DPF de reemplazo en todas las ocasiones. También reconocemos que, en algunos casos existe la necesidad de tuberías de presión sin requerir el propio DPF. Nuestra gama de DPF también incluye piezas que solo tienen tuberías de presión fijas, tales como la BM11023. En este caso, no se necesita una tubería de presión separada.

Las tuberías de presión de BM Catalysts se identifican con el prefijo «PP» seguido del número de referencia de 5 dígitos del DPF al que corresponden (p. ej., 11005 para un BM11005H), y termina con el sufijo «A» o «B» (PP11005A).

¿Qué son tuberías de presión del DPF?

Tubería de presión del DPF es un tubo metálico que conecta la unidad del DPF con su sensor de presión. De esta forma, los sensores miden con precisión la presión de entrada y de salida del DPF.

A medida que aumenta la cantidad de partículas atrapadas por el DPF, la presión en su extremo de entrada se incrementa en comparación con su extremo de salida. El sensor utiliza esta comparación para calcular la cantidad de partículas atrapadas en el DPF. Al medir esta presión y la temperatura del DPF, el software del DPF puede determinar si este se está obstruyendo y requiere regeneración.

Hay dos variantes de un conducto de presión: fijo (soldado e incluido con la unidad de DPF) y extraíble (atornillado y suministrado por separado).

La gama entera de tuberías de presión en BM Catalysts está hecha de acero inoxidable 304 de alta calidad para garantizar una durabilidad óptima.

pp11052a

¿Qué ocurre si se rompen?

Las tuberías dañadas u obstruidas pueden producir lecturas incorrectas en el sensor de presión del DPF, lo que podría provocar problemas si no se
detectan y resuelven. Una tubería de presión defectuosa puede tomarse por equivocación por un DPF defectuoso, provocando una pérdida de tiempo y dinero si se adquiere un nuevo DPF, ya que seguiría ofreciendo lecturas incorrectas de presión.

¿Por qué se rompen?

Las tuberías de presión son muy finos (normalmente con 8 mm de diámetro) de metal que se encuentran a la intemperie y se instalan en la parte inferior de un vehículo, así que son susceptibles a deteriorarse.

Debido a su forma delgada, cualquier deterioro del material de la tubería de presión puede provocar un daño mayor cuando se manipula durante su extracción.